Blog

¿Cómo iluminar el antejardín?

10/ 10/ 2017
Lecturas 400

En estos días más largos y soleados, dan ganas de pasar más tiempo afuera y pasear por las calles. Disfrutar los árboles, el principio de la primavera y los jardines. Sin embargo, me llama la atención que muchas veces no se le saca partido al iluminar el antejardín, por eso quiero compartirles algunos tips para potenciar este espacio.

El antejardín es lo primero que vemos desde la calle y es la presentación de tu hogar. En Santiago es muy común que las casas tengan este espacio hacia adelante, que separa la construcción de la calle y nos da distancia para verla mejor. Quiero compartir con ustedes algunos consejos para que se vea acogedor, encantador y único.

Elige los elementos que quieres destacar

No es necesario iluminar todo. Cada lugar tiene características propias y algunos elementos son más estéticos que otros. La iluminación te permite decidir que mostrar. En esta casa incorporé un foco de piso para iluminar la bugambilia y marcar así los distintos planos del antejardín. Este foco más las luminarias de cielo del acceso son suficientes, ya que se suman a la luz que sale del interior y las luces de la calle.

Acentúa arquitectura y materiales

Si quieres lucir la fachada, su forma y sus materiales, adelante, es un buen punto de  partida. Pero no la ilumines completa! No es una tienda ni un centro comercial. Las casas son lugares íntimos, y una iluminación suave y delicada va acorde con esta idea.

Da protagonismo a la vegetación

Si prefieres que la fachada esté en un segundo plano,  iluminar la vegetación es una excelente decisión para  marcar texturas y dar vida al jardín. Los árboles se ven increíbles iluminados de abajo hacia arriba. Las plantas bajas como cubre suelos o flores las puedes iluminar con estacas un poco más altas apuntando hacia abajo. Las estacas son perfectas para iluminar la vegetación, puedes orientarlas y moverlas como quieras.

Ilumina los recorridos

Es importante ver bien las zonas donde caminamos. Nos ayuda a no tropezar, pero también es una guía para los invitados que no están familiarizados con nuestro antejardín. Las guías ópticas en muros bajos son ideales para esto, iluminan el suelo de forma pareja y no molestan visualmente.

Ilumina los accesos y las puertas

Esta luz nos indica hacia dónde vamos y nos ayuda a abrir la puerta. Tiene un carácter funcional, pero si tenemos una bonita puerta, la destacará y se verá increíble. Los apliques de pared y las luminarias de cielo dan luz ambiental, son perfectos cuando necesitas iluminar una área un poco mayor.

Piensa en la seguridad

Ilumina los rincones oscuros. Hazlo de manera suave, sin excesiva luz, para no romper la armonía. No uses proyectores de seguridad, estos encandilan y no te permiten ver. Esto además de verse mal, crea contrastes muy fuertes donde la oscuridad se ve más oscura de lo que realmente.

Combina luz escenográfica y luz funcional

Usa diferentes tipos de luminarias, ya que cada una te da un tipo de luz distinta. Esto enriquece el resultado final al iluminar el antejardín, generando una atmósfera soñada.

Usa luminarias de buena calidad

Y ten una correcta instalación eléctrica. Un buen foco de exterior tiene que ser hermético, tiene que resistir lluvia, riego y humedad. Vale la pena invertir en buena iluminación desde el principio, ya que durará más y con el tiempo recuperarás la inversión. Preocúpate también de tener una instalación eléctrica segura y sin cables a la vista.

Espero que estas ideas los inspiren y los motiven a iluminar el antejardín. Atrévanse a probar y experimentar. Pueden usar un alargador e ir probando diferentes posiciones de los focos y efectos de la luz, ¡les sorprenderá como cambia el ambiente! Déjenme un comentario si hay algún otro tema relacionado con la iluminación que les interese para comentarlo en un próximo post.

¡Que tengan una buena semana!

Saludos, Victoria.



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl